Quedamos con Ágata y Javi, hacia las seis de la tarde para realizar su sesión de preboda… En agosto aprieta bastante Lorenzo y el calor condiciona mucho las sesiones, así que decidimos ir a un lugar cerca de mar. Rumbo a Cullera, junto a nuestros colegas videógrafos Aga y Lucas de Aga Producciones, compañeros de profesión y amigos por vocación, simpáticos y profesionales en todo momento, supimos que iba a ser una sesión fluida y muy divertida.

Nos reímos un rato, después de perdernos por Cullera (el Google Maps de Aga nos decía cosas raras, “!Salid de la autopista!”) Dimos unas cuantas vueltas por la ciudad y al final conseguimos subir al castillo para visitarlo, empezar a buscar la conexión y confundirnos entre los turistas. Pero a Ágata y a Javi no les hizo falta ningún previo, la conexión fue instantánea, se notaba que tenían muchas ganas de fotos y de que su amor fuera kazado. Paseamos por los alrededores del conocido enclave, disfrutando de las vistas y de la brisa marina, las fotos salían solas.

La sesión pedía un poco más y decidimos movernos hacia otro conocido y precioso rincón de Cullera, pusimos rumbo directo a L’Estany donde aprovechamos las últimas luces para rematar la sesión. Sólo nos faltó quedarnos a cenar, en Casa Salvador junto a nuestro querido amigo Salvador Gascón. Todo esto no quitó valor a la preciosa sesión de fotos que nos brindaron Ágata y Javi… Muchas gracias chavales, la tarde fue realmente redonda!


 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar