“Lo auténtico está en transformar los deseos en realidades y las ideas en hechos”
Alfonso Rodríguez Castelao.

 

Las bicicletas son para el verano… ¿Y podría ser que las bodas sean para el invierno?

Hace unos meses decidimos visitar la Finca Torrefiel, junto a Ramón y Alicia nos trasladamos a Fontanars dels Alforins (La Toscana Valenciana) para realizar su particular, íntima y romántica ceremonia, de la cual hemos seleccionado esta pequeña serie de fotografías, esperando que os guste y también sirva de inspiración e ideas a futuras novias y novios.

Dos semanas antes, tuvimos que aplazar la ceremonia, ya que la finca estaba totalmente cubierto por la nieve, incluso llegó a estar incomunicado durante varios días.

Como era de esperar, el día de la sesión todavía hacía un frío notable, menos mal que Javi (encargado y propietario de la Finca) nos había preparado la chimenea a toda marcha. Una vez allí, todo vino rodado, los cielos tamizados, con devaneos de luz solar, crearon un ambiente de luz ideal para trabajar en este enclave tradicional, clásico y romántico.

Como estaba planeado, Alicia y Ramón eligieron sus propios aposentos y dieron paso a los preparativos. La tranquilidad y la calma en el castillo nos proporcionaron sensaciones embriagadoras… tan solo se oían los “petirrojos”.

La ceremonia fue oficiada por una ilusionada y emocionada Marisa, la madre de Alicia… Que con sus palabras dio paso a algo mágico y sorprendente, provocando algunas sonrisas y otras lágrimas. Para celebrarlo decidimos exprimir al máximo esta preciosa finca, visitando y paseando por sus románticos jardines.

A los Kazados nos gusta mucho realizar sesiones de postboda, por ello aprovechamos la ocasión para disparar a Alicia y Ramón en otra pequeña sesión.

También queremos agradecer a Alicia y Ramón, la confianza depositada al dejarnos documentar su particular boda y a los propietarios de la Finca Torrefiel por el trato recibido.

Esperamos que este post os inspire, y como no, os guste mucho!