Desde el primer momento, Sandra y José Enrique pusieron toda la confianza en “los Kazados”. La decisión de que fueran nuestros disparos los que contaran su historia la tuvieron clara en todo momento. Además nos contrataron al equipo completo, ya que también deseaban ser “kazados” en video. Y nos obsequiaron con una oportunidad más para publicar una bonita sesión preboda, en la cual pensamos que se ve reflejado el buen momento que están pasando como pareja.

Sandra y José Enrique son de esas parejas auténticas, de verdad, de las que trabajando con ellos, charlando, entre sonrisas y miradas cómplices, se crean, como por arte de magia, unos recuerdos imborrables.

La sesión se planteó en dos partes, una primera en la que trabajamos con luz natural, y la segunda en la que combinamos las luces de la ciudad con el uso de flash.

Quedamos en la Platja de Xeraco para visitar algunos lugares importantes para ellos, donde comenzó su romance, y paramos a tomar un café, aprovechando para conocernos un poquito más y “los fusilamos” a preguntas, para descubrir todos los detalles y sorpresas que tienen preparado para su día especial. Después paseamos un buen rato junto a sus dos mascotas, Elvis y Gandi por la playa y el mirador.

A continuación nos dispusimos a viajar rumbo a Valencia para rematar la sesión nocturna en la Ciutat de les Arts y les Ciències. Intentamos que la sesión no se prolongara mucho para volver a casa a buena hora, pero la experiencia fue tan intensa y divertida que decidimos redondear la velada cenando con ellos por la ciudad, y pudimos conocer muchos más detalles de su historia, y comprobar que están hechos el uno para el otro.

Sandra y José Enrique, sois la caña, con parejas como vosotros da gusto trabajar, esperamos que os guste el resultado!

Nos vemos pronto.